Voces de Standing Rock: Julius Tulley

Navajo arqueologo y veterano de guerra
por  traducido por Ana María Vega Ferrer translated by Ana María Vega Ferrerfebrero 6, 2017
 

 An English version of this article is available here

“Me sentí exactamente como si estuviera  marchando con los espíritus de esos mismo guerreros nativos que lucharon para proteger y vigilar esta tierra aquí".

El trabajo de Julius Tulley siempre ha sido proteger y servir. En primer lugar, como un veterano del ejército estadounidense de 22 años. Entonces, como un etnógrafo y arqueólogo para el Departamento de la Carretera del Territorio Navajo, donde su trabajo ha sido preservar y proteger los sitios culturales y religiosos.

El cementerio de los Sioux en Dakota del Norte excavada y entonces barricada con alambre de concertina estaba lejos de su jurisdicción, y el intenso frío de los inviernos de Dakota amenazó con provocar una reacción dolorosa en su cuerpo debido a los cicatrices de batalla. Pero cuando los veteranos Diné hicieron el llamado, el respondió.

Julius: Mi nombre es Julius Tulley y soy de Blue Gap, Arizona y de la nación Diné (Navajo). Estoy jubilado veterano del ejército de 22 años. Recuerdo que estaba renuente a unirse a las fuerzas armadas. Esto tuvo que ver mucho con mi papá y dos hermanos, que también sirvieron en las fuerzas armadas durante la segunda guerra mundial y el conflicto de Vietnam. Los tres fueron afectados por los traumas de la guerra.

Cuando le dije a mi mamá que me quería incorporar al ejercito, ella por supuesto se opuso. Ella fue la que tuvo que lidiar con el trastorno de estrés postraumático de mi papá y mi hermano; las pesadillas, sus condiciones mentales y emocionales y sobre todo, su abuso de alcohol. Después de finalmente convencerla de que yo no bebería, tomaría drogas o cualquier cosa que causara daño a mi cuerpo y mi mente, entonces estuvo de acuerdo para que me uniera.

Durante la “Operación Iraquí Freedom” mi unidad duro 13 meses en Baghdad.  Nosotros fuimos de la segunda oleada que llego a Irak. Fueron varias las misiones que incluyeron asumir el control y seguridad del Aeropuerto internacional de Bagdad; “la excavación de Saddam”; localizar y destruir montones y montones de artillería, explosivos; despejando las rutas de las minas y IEDs (dispositivos mejorados explosivos)

IC: Adelantándonos hasta este momento en la historia. ¿Como fue que te llego la idea de venir aquí?

Julius: No estaba en mis planes  venir aquí y participar. Sin embargo, eventos aquí en Oceti Sakowin/Standing Rock, no estaban lejos de mi mente. Miembros de mi familia, que incluye a  mi hijo, un par de mis hermanos y muchos parientes, vinieron a ayudar a los protectores del agua. Esta fue una de las razones que me motivó a venir.

Hay varios de nosotros, guerreros de Diné/Navajo por Standing Rock que vienen aquí desde Arizona y Nuevo México. Cuando llegué, realmente no sabía qué esperar. Lo único que estaba un poco nervioso por la temperaturas extremas de frío y vientos de Dakota del Norte. Sin embargo, yo estaba dispuesto a proteger y defender nuestros recursos naturales, agua, tierra y aire.

Una vez que puse los pies en este campo, sentí una enorme energía de todos los diversos pueblos reunidos aquí. El poder de ser de una sola mente, un corazón y de una causa pacífica. Más que nada, darse cuenta de cómo la oración es poderosa y tangible. Todo esto me dio seguridad.

Ayer cuando estábamos en la línea de frente mis camaradas nativos Dine/Navajo y yo bajo la tormenta de nieve, me sentí muy orgulloso, fuerte y a gusto. Sabía cuál era mi propósito y razón. Y eso es proteger y defender de esta atroz violación de los recursos naturales de nuestra Madre Tierra.

Estar el punto de lanza, al frente de la marcha, fue una experiencia extraordinaria. Esto es algo que quiero recordar y apreciar siempre. Era un tipo de batalla en sí mismo, un tipo diferente de guerra. Esto era personal.

Cuando me enliste y levanté la mano en un cuadro, no estaba solo. Conforme fui repitiendo el juramento, tenía en mente a mi familia inmediata, a mi pueblo de Diné y a la Tierra. Sentí que estaban literalmente allí a mi lado. También sentí que lo estaba haciendo en nombre de nuestra lengua, de nuestra  cultura y las tradiciones nativas.

La marcha fue también un tipo de curación física y mental para mí. Tuve una operación de cadera el año pasado y una prótesis, que obstaculizan y limitan mi actividad. Y todavía algo tengo el trastorno de estrés postraumático, que a veces viene y va.

Cuando estoy en casa, mi cadera me da problemas, especialmente cuando esta bajo cero. Era difícil moverse. Así que, yo estaba nervioso al estar en esta temperatura, en condiciones de ventisca. Estoy muy sorprendido que el frío y la marcha no me molestan en absoluto. No hay rigidez y absolutamente sin dolor.

Mentalmente, no sentí  tanta tensión como antes. Estaba tranquilo y en paz. Sentí como si estuviera  marchando con los espíritus de esos mismo guerreros nativos que lucharon para proteger y vigilar esta misma tierra.

En cierto modo, lo que he experimentado desde que llegue hasta este momento, ha sido en cierto sentido, una elevación espiritual para mí. Mucho de esto lo atribuyen a la oración, paz, armonía y amor; todo lo que existen aquí dentro del campamento.

IC: ¿Cómo crees que afectara a los jóvenes  lo que está sucediendo en Standing Rock? ¿Cómo crees que ha afectado a tu hijo, en cuanto a su sentido de quién lo es?

Julius: A él, le hice la misma pregunta: "Así que, hijo, ¿Qué opinas? ¿Qué has experimentado allí?" y me dijo que todo el mundo está unificado, tienen una misión en mente. Realmente es una lección de humildad estar aquí. Dijo que esto que está pasando estaba destinado a ser, esto no acaba de llegar por casualidad. Todas las Naciones se están uniendo, no sólo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo. Si algo pasara con cualquiera de las tribus indígenas aquí en el país, algo tan serio como esto, estaremos allí para apoyar. Si ocurre en Ecuador, Brasil, si sucede en Mongolia, allí estaremos también.

Los indígenas de este mundo, somos todos hermanos y hermanas. Y tenemos que apoyarnos unos a otros para sobrevivir y vivir.

IC: Sé que gente vino desde Ecuador. ¿Vino también gente desde Mongolia?

Julius: Sí, por lo que he escuchado. Gente de Mongolia está aquí. Y ayer vi aztecas bailando delante de la línea. Que fue genial ver.  Personas de las cuatro esquinas del mundo están aquí en apoyo de Standing Rock. No quieren que este oleoducto sea construido en esta tierra nativa.

IC: ¿Cómo crees que vas a llevar esta experiencia adelante?

Julius: La experiencia de lo que he aprendido aquí será una herramienta de enseñanza en casa. Para aprender que uniéndonos como uno, por una causa, somos poderosos.

Por supuesto, que esta lucha para proteger  a Nuestra Madre tierra  continuara, como siempre ha sucedido .  Sin embargo, creo que lo peor esta por venir. Así es como nuestro entorno mundial lo esta volviendo.

Las Deidades nos dicen - que esto estaba destinado a suceder, ser reunidos como una sola Nación. Mientras el mal exista en esta tierra, nuestro entorno no será mejor, sino estará  peor.

Siempre experimentaremos diferentes tipos de pruebas y decepciones. Esto es para que podamos crecer a partir de ella y ser un individuo aun mas fuerte.

Mi sentimiento personal es que debemos comenzar con nosotros mismos, a ser humilde, a mantenernos en oración para que pueda recibir la inspiración, de este modo estará protegido como individuo y luego, proteger a su familia. Haz lo que puedas para hacer una diferencia en el mundo. Se esa diferencia en el mundo.

Solos lo que podemos hacer es limitado, incluso ayudando a una persona usted se sentirá mejor consigo mismo  -y eso es lo que sana. Si usted está deprimido y se siente mal, proporciones un servicio para alguien y entonces usted será bendecido. Y eso es lo que estamos haciendo aquí.

Justo ayer, escuché uno de los ancianos de las tribus Sioux Oglala aquí. Dijo que diciembre no es un buen mes para nosotros. En la medida en que el Cristianismo va, la Navidad es el nacimiento de Cristo, lo cual es positivo, pero para nosotros Oglala Sioux, no es bueno. Es cuando todas las guerras se han sucedido. Todo el camino de vuelta a los 1800s malas cosas parecen haber ocurrido en diciembre, por lo que no es un buen mes para celebrar para nosotros. Con lo que el gobierno ha dicho - es sólo una pequeña batalla que ha ganado.

IC: Puedo preguntar ¿a qué se dedica usted ahora?

Julius: Yo soy un etnógrafo/arqueólogo. Trabajo para el Departamento de Carreteras de Nación Navajo, División de transporte. Mi principal función es preservar y  proteger los sitios culturales y religiosos.

Para terminar, permítanme decir una cosa más...

Por qué es tan importante para nosotros la Madre Tierra, es que la Madre Tierra esta muy viva, como somos ahora. Las rocas, las montañas, las colinas, el río, los árboles, las cosas de arriba, cosas debajo de la tierra - están todas muy vivas. Hay un espíritu en nosotros que nos hace ser quien realmente somos. Madre Tierra y Padre Cielo, son creados como nosotros. Tienen sentimientos.

Todo lo que vive tiene un destino. Hay canciones y oraciones que se asocian a cada criatura, montaña, río, cerro, árboles, etcetera. Por esta razón se hacen ofrendas. Con el fin de mantenerse en armonía con ellos. Todos estamos relacionados.

Aquí  un montón de verdad, "Agua es vida"; "Tó éí ííná at ' é"; nuestra Madre Tierra está hecha de agua de 72 por ciento; estamos hechos de agua  90 por ciento. Estamos creados, desarrollados y vividos en agua antes de salir del vientre de nuestra madre. Sangre corre en nuestras venas para alimentar a nosotros; cuerpos de agua, ríos y arroyos, dar alimento a nuestra madre tierra. Agua literalmente nos sustenta. ¿Por qué entonces quieres envenenarlo?

Conozca otros Defensores del Agua en este serie: #VocesDeStandingRock