VIII Foro Social Panamazónico en Tarapoto

por mayo 1, 2017
 

El viernes 28 de Abril se inició el VIII Foro Social Pan Amazónico (FOSPA) en Tarapoto, Perú. El FOSPA congrega organizaciones indígenas, movimientos sociales, académicos y sociedad civil de los países de la cuenca amazónica cada dos años. Cerca de 1.500 participantes se reúnen en esta VIII edición del 28 de abril al 1 de mayo en la Universidad Nacional San Martin de Tarapoto, bajo la proclama “vamos al llamado del bosque”.

El FOSPA es un capítulo regional del Foro Social Mundial (FSM) que agrupa movimientos sociales, colectivos, y organizaciones a nivel mundial que buscan alternativas al capitalismo global. La cuenca Amazónica representa el 40% del territorio sudamericano y se expande a través de 9 países- Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam, y Guyana Francesa. Allí viven 370 pueblos indígenas, cientos de ribereños, y poblaciones urbanas – con un total de 33 millones de personas.

Esta Amazonia plural está al frente de la crisis climática, financiera, y de la política global- temas indisociables. La Amazonia no solo es el bosque húmedo tropical más extenso del mundo, también es un territorio destruido por modelos extractivistas de manera sistemática. Por esto, la Amazonia es un espacio fundamental para pensar alternativas socio-ambientales para el mundo.

En los territorios Amazónicos se juega la lucha por la vida: defensores del medio ambiente son asesinados, las comunidades son desplazadas, las hidroeléctricas se apropian de los ríos, las petroleras destruyen ecosistemas, y los estados concesionan territorios ancestrales poniendo en riesgo la biodiversidad planetaria.

Cifras de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) en Brasil ponen en evidencia la centralidad de la Amazonia en la lucha por la tierra. Según Zezinho Plans, el 90% de los conflictos por la tierra en Brasil y cerca del 70% de los asesinatos en estos conflictos están situados en la Amazonia. Son casi medio millón de personas directamente afectadas por conflictos de tierra en la Amazonia brasileira- incluyendo asesinatos, tentativas de asesinato, agresiones físicas, amenazas, presos políticos y desplazados. Los casos específicos han sido denunciados en el reporte “Conflitos no Campo Brasil 2016,” una publicación que la CPT publica anualmente desde 1975 (descarga a partir del 17 de Mayo).

VIII Cumbre en Tarapoto

Los encuentros del FOSPA se dieron principalmente en Brasil, país que ocupa el 6% de la Amazonia. Solamente dos encuentros han tenido lugar fuera de Brasil, uno en Venezuela (2004) y otro en Bolivia (2012), hasta la VII cumbre de FOSPA en Amacapá (2014), en el estado de Amapá de la Amazonia Brasileira.

LA VIII cumbre de FOSPA en Tarapoto busca construir espacios de debate entre las varias realidades Amazónicas, pero con una novedad: Por primera vez, se organizaron pre-foros nacionales en preparación a la VIII cumbre- en total fueron 11 pre-foros en 6 de los países Amazónicos.

La VIII FOSPA se inauguró con una marcha en la cual cerca de 1.500 personas caminaron con música y alegría desde la Plaza de Armas en el centro de Tarapoto hasta la ciudad universitaria de San Martin. La apertura formal bajo una gran carpa fue una mezcla contradictoria de cosmovisiones distintas. La mesa de apertura incluyó voces que celebraban la diversidad de 1001 amazonias con varios tiempos y resistencias y gritos de “¡Fuera Temer!” por la delegada brasilera del movimiento de mujeres. El gobernador de la provincia habló de producción, desarrollo e inversión internacional sostenible, y el canto del himno para el cual se distribuyeron panfletos para que todos pudiesen cantar y así mismo se pidió a la audiencia que se levantase. Los ponentes hablaron contra el imperio norte-americano, pero nadie se pronunció sobre China.

Marcha de los participantes de FOSPA 2017 por la calles de Tarapoto. Foto: Facebok de Fospa

Durante tres días, el encuentro en Tarapoto se organiza alrededor de dos ejes temáticos:

1) territorialidad y pueblos amazónicos-andinos y 2) cuidado de los bienes de la naturaleza. Existen 9 diferentes espacios de dialogo: 1) megaproyectos y extractivismo; 2) cambio climático y Amazonia; 3) descolonialidad del poder y autogobierno comunitario; 4) mujeres panamazónicas-andinas; 5) soberanía y seguridad alimentaria.; 6) juventud panamazónica andina; 7) educación comunitaria intercultural; 8) comunicación panamazónica para la vida; 9) Ciudades para vivir en la Panamazónia Andina.

Descolonialidad del poder

El diálogo sobre descolonialidad del poder contestó el rol de las izquierdas, quienes profundizaran en políticas extractivistas. Toribia Lero Quishpe, delegada del Consejo de Ayllus Markas del Quillasuyu (CONAMAQ) y de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), mencionó que más de 500 ríos y 13 humedales han sido concesionados por el gobierno de Evo Morales en Bolivia. Carlos Pérez Guartambel, también delegado de la CAOI y de la Confederación de los Pueblos Kichwas del Ecuador (ECUARUNARI), identificó al desarrollo como problema, no solución. Para él, la pregunta no es definir qué es el desarrollo, sino qué alternativa al desarrollo queremos. Lo mismo vale para los gobiernos: “la pregunta no es si la derecha o la izquierda, tenemos que ir más allá y buscar opciones fuera de la derecha y de la izquierda”, problematizó Pérez Guartambel.

Gregorio Mirabal, delegado de la Coordinadora Indígena de la Cuenca Amazónica (COICA) y de la Organización de Pueblos Indígenas del Amazonas en Venezuela (ORPIA) habló sobre el Arco Minero del Orinoco. “En 18 años no nos han entregado ni un solo título”, dijo. Explicó acerca de las contradicciones del “Plan de la Patria” de Venezuela que propone construir un sistema bolivariano alternativo al capitalismo devastador y a la vez consolidar Venezuela como potencia. Según el, los Ministerios de Venezuela prometen que el “arco minero va a promover la minería ecológica”, y entregan la Amazonia a corporaciones chinas, españolas, y militares sin consulta. El Arco Minero, que representa el 12% del territorio de Venezuela, va a destruir los principales ríos de agua potable del Orinoco y causar muertes para explotar oro y diamantes. Los beneficios, según Mirabal, están distribuidos entre el estado (55%) y las empresas (45%), sin que se redistribuya nada entre los pueblos no consultados que sufren la extracción.

Carlos Pérez en la marcha de FOSPA 2017

Rafael Pindard habló en nombre de la delegación de la Guayana Francesa, el último territorio que sigue siendo colonia de un país Europeo en Sudamérica. El 90% del territorio nacional es selva Amazónica, pero estas selvas fueron apropiadas como tierras privadas del estado y los pueblos indígenas tienen que pedir permiso para pescar en sus propios ríos. Pindard explicó que ninguna de las seis naciones indígenas es reconocida por el estado de Francia quien mantiene prácticas de asimilación forzada bajo la política colonial que “en Francia solo hay un pueblo, el pueblo francés”.

Vale destacar la diversidad de formas de dialogo en el FOSPA. Las mujeres, quienes tuvieron un fuerte rol organizativo, armaron un Tribunal de Justicia y Defensa de los Derechos de las Mujeres Panamazónicas-Andinas. El Tribunal recibe casos de mujeres defensoras de la naturaleza víctimas de violencia fuera de la región, como Berta Cáceres en Honduras.

El séptimo arte también está presente en FOSPA, con una muestra cinematográfica. Algunas de las películas documentales presentadas fueron “Las Damas de azul”, “La lágrima de aceite” y “Labaka”. La película documental “Belo Monte: Después de la inundación” inauguro una versión en español seguida de un foro en el cual participaron personas afectadas por hidroeléctricas en Brasil y Bolivia.

Varios medios de comunicación están cubriendo el encuentro, como Radio Marañón, Radio La Nave, y Radio Waira Stereo 104 de Colombia (Organización Zonal Indígena del Putumayo OZIP). Para los que quieren seguir los debates en la distancia, las plenarias están disponibles en Youtube a través de FOSPATV.