La voz Misak en la ceremonia al Papa Francisco

por septiembre 15, 2017
 

Los medios de comunicación cubrían la visita oficial del Papa Francisco en Villavicencio, Colombia, cuando el cuerpo eclesiástico invitó a Diana Mery Jembuel Morales, periodista originaria del pueblo Misak, a participar en la ceremonia. Diana agradeció el uso de la palabra, pero no leyó lo que ellos querían que  leyera. En vez de eso, tomó la palabra para enviar el mensaje Misak al mundo.

A continuación, Diana explica más a fondo el sentido de su intervención a Interncontinental Cry.

#YoNoLeíLoqueEllosQueríanQueLeyera // #IDidNotReadWhatTheyWantedMeToRead

En Colombia, existen 64 cosmovisiones intactas y 102 pueblos que representan la diversidad. La visita del Papa, generó todo tipo de posturas entre los líderes indígenas. La guardia indígena de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) estaba coordinando la presencia de los pueblos indígenas dentro del escenario oficial y tocaba fijar una postura frente al cristianismo y toda su intervención equivocada.

Primero, no fuimos a Villavicencio para arrodillarnos ante el Papa. Nuestro mensaje se dirigía a que asumiera la liberación de la madre tierra secuestrada por las multinacionales de la fe, multinacionales que ven la tierra como un negocio para el oro y no para la vida.

En segundo lugar, la intención de la guardia indígena es o era que el Papa asumiera su figura como guardián del territorio, ya que uno de los temas centrales de la visita fue la naturaleza y los indígenas hemos demostrado que la tierra es todo y que los grandes líderes mundiales deben respetar el territorio y la naturaleza.

Tercero, el número 102, representaba los 102 pueblos originarios con sus 65 idiomas en el país y era un derecho nuestro de muchos años que por medio del NAMT TRIK – mi lengua materna, se diera a entender al papa Francisco. Además, en la tarde participaron 102 víctimas indígenas agredidas tanto por la iglesia, la conquista, el conflicto armado colombiano, así como los 557 idiomas de dignidad en toda América Latina.

¿Qué esperamos?
Que la iglesia asuma la deuda histórica y espiritual que tiene con los pueblos del mundo. Que lo sagrado de los indígenas no es satánico y que cada vez los jerarcas de la iglesia puedan recapaciten y reconozcan la espiritualidad indígena.

Que la iglesia entienda que los pueblos indígenas basamos nuestras leyes en el territorio, desde la bio-cracia Nuestra lucha es por el territorio, por la vida y el derecho de las nuevas generaciones que no han nacido, ellos también tienen derecho a respirar un ambiente sin contaminación.

Lo que me mandaron a decir los obispos y la iglesia: “Oremos para que el señor nos dé la gracia de vivir en responsabilidad y armonía con la naturaleza, respetándola, cuidándola, conservándola, como don de Dios para nuestro bienestar”.

Cuando yo me senté me acorde de todo lo que hemos vivido como pueblos originarios en el mundo y lo que estamos pidiendo, me dije que esta era la oportunidad de dar un mensaje en nombre de ellos, cuando estaba analizando cómo decirlo. En este momento me llama Luis Fernando Arias y me dice, “Diana este es el mensaje que queremos decir: tiene que ser desde la paz, la armonía para la madre tierra.” Entonces me dije a mí misma: lo voy a decir en Namtrik- en mi lengua materna- y después lo digo en español.

Mɵi kualɵn nam yu
Maya misakmera, katɵkan misakmera lincha pɵntrer
Namuy mɵsimera, namuy musimera
Ampumei imei tap kɵntrei, waramik wan
Mɵi kutri, mananasrɵnkutri, mananasrɵnkatik
Misak Misak Waramik….

Cuando lo decía en Namtrik el cura que estaba a mi lado solo me miraba, pero cuando empecé a hablar en español trató de alejar el micrófono. Entonces agarré el micrófono y empecé a hablar más fuerte, y terminé de decir la siguiente frase:

¡¡ESTE MENSAJE ES EN NOMBRE DE LOS 102 PUEBLOS INDÍGENAS DE COLOMBIA!!

¡¡EL CAMINO DE LA PAZ, ES LA ARMONIZACIÓN Y LA LIBERACIÓN DE LA MADRE TIERRA!!

¡Gracias!¡ a Tatiana Ramirez y #Magnolia de la Biblioteca Luis Angel Arango por registrar este hecho que es desde y para los pueblos. Unkua Unkua Pay

¡Que lo sepan ellos y el mundo! que hoy continua nuestra lucha … Nuestras lenguas originarias NO fueron exterminadas, Nuestros vestidos hoy brillan con mayor intensidad.

Diana Mery Jembuel Morales es Comunicadora Social Periodista Originaria del pueblo Misak